Huego López Ltda, es lo que podría considerarse un bien de familia, porque desde hace tres generaciones brinda servicios de galvanoplastia.

El 14 de diciembre de 1950 un joven emprendedor, Hugo López Salvo, junto al apoyo intelectual de su padre Don Romón López, comienza una actividad innovadora para su época: La Galvanoplastia.

Desde entonces mantuvieron un continuo trabajo con un gran espíritu de superación. Este emprendimiento es continuado hoy por su hijo Enrique, su esposa y socia Gladys Estévez, sus nietos Álvaro y Pablo y sus colaboradores, los cuales en conjunto han logrado mantener hasta nuestros días esta empresa familiar.